Arqueoturismo en Luxor

Julio 2.008

Templo de Luxor

Es un templo cuyos inicios fueron realizados por Amenofis III y posteriormente fue ampliado por otros faraones como Ramsés II, Tutanjamon e incluso Alejandro Magno.

El acceso al templo se realiza por una calzada flanqueada por numerosas esfinges tocadas con el nemes. Nos encontramos con el primer pilono flanqueado originariamente por dos obeliscos, de los que ahora sólo queda uno, ya que el otro fue un regalo para los franceses y ahora se encuentra en París. También hay dos grandes colosos sedentes de Ramsés II. Una vez traspasado el acceso del pilono llegamos al patio de Ramsés II, donde se encuentra una de las más antiguas mezquitas de Egipto, el templo de Tutmosis III que guardaba las barcas sagradas de Amón, Mut y Jonsu y el acceso a la columnata procesional de Tutankamón, flanqueada por dos nuevos colosos sedentes de Ramsés II con representaciones de prisioneros nubios y asiáticos y del dios Hapy con la unión de las plantas del loto y del papiro, como representación de la unión de las dos tierras.

Una vez recorrida la columnata procesional llegamos al espléndido patio de Amenofis III con sus hermosísimas y originalísimas columnas de fuste estriado.

Desde el patio se accede a la hermosa sala hipóstila con el mismo tipo de columnas y desde aquí al vestíbulo que fue reutilizado como iglesia cristiana y que se modificó con un pequeño ábside y pinturas parietales de las que se conservan algunos restos. Cruzando ese ábside se llega al santuario del que cabe destacar las diferentes ceremonias reflejadas en los relieves que Alejandro Magno tuvo que llevar a cabo para ser coronado como faraón del Alto y Bajo Egipto y crearse una imagen de poder transferido desde los dioses Amón y Min.



Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.