Arqueoturismo en Medinet-Habu

Julio 2.008

Templo funerario de Ramsés III

El templo de Medinet-Habu es el templo mortuorio que Ramsés III se hizo construir en el lado oeste del río Nilo enfrente de la capital tebana.

Una de las características del reinado de Ramsés III es que quiso prolongar la grandeza que caracterizó a su antecesor en el cargo Ramsés II y, por supuesto una de las formas de conseguirlo era en la construcción de sus templos.

Es un templo de enormes dimensiones, con un acceso peculiar, ya que se accede a través de unas construcciónes que dan al templo un aspecto forticado. Este acceso está flanqueado por estatuas que representan a Sejmet, diosa de la guerra. Una vez traspasado se llega a un patio en el que se encuentra el primer pilono con escenas del faraón masacrando enemigos en presencia de los dioses y los lugares en los que se colocaban las banderas y los estandartes.

Después del primer pilono se accede al primer patio con columnas osiríacas y entre cuyos relieves hay que destacar algunos que nos hablan del adiestramiento de las tropas.

Al traspasar el segundo pilono bajo las alas protectoras del buitre, animal protector del Bajo Egipto, llegamos al segundo patio que es mayor que el anterior y que tiene columnas papiriformes. Entre los relieves de este patio cabe destacar aquel en que los soldados del faraón demuestran el número de enemigos muertos a su rey dándole sus manos derechas para ser premiados. Parece ser que entre esas manos derechas empezaron a aparecer algunas manos izquierdas por lo que para evitar este fraude se pasó de cortar la mano derecha al enemigo a cortar sus genitales como prueba de la hazaña.

Por una pequeña rampa se accede a la primera sala hipóstila de la que se conserva mucha policromía y en la que se juega constantemente con los símbolos del Alto y Bajo Egipto, es decir, con el loto y el papiro respectivamente.

A partir de este punto el templo se encuentra bastante deteriorao quedando muy pocos restos tanto de las columnas de las otras dos salas hipóstilas como de las diferentes dependencias que aquí había. Al poco se accede al santuario que aún conserva las representaciones de los dioses a los que está consagrado el templo.

Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.