Arqueoturismo en Arlés

Julio 2.016

Ciudad romana de Arelate.

El primer asentamiento en el lugar que ocupa la actual ciudad de Arlés, tuvo origen griego del siglo VI a.C. y le llamaron Theline. Posteriormente fue ocupada por pueblos celtas que la llamaron Arelate, hasta la llegada de los romanos en el siglo II a.C.

Uno de los grandes momentos de la ciudad ocurrió cuando, en el siglo I a.C. la ciudad se puso al lado de Julio César en su guerra con Pompeyo, lo que significó, tras la victoria de César, el inicio de uno de sus grandes períodos de esplendor. Fue el propio Julio quien, en el año 46 a.C. elevó a la ciudad al rango de colonia con el nombre de Colonia Iulia Paterna Arelatensium Sextaniorum. A ella fueron a vivir parte de los legionarios veteranos que lucharon en las guerras galas de la Legio VI Ferrata.

A lo largo de la época romana la ciudad mantuvo una gran relevancia dentro del contexto geográfico de la provincia Gallia Narbonensis, lo que la llevó a ser incluso, capital del imperio durante un breve período de tiempo.

De esta época se conservan elocuentes restos como son el teatro construido en el siglo I a.C., el anfiteatro del siglo I d.C., las termas de Constantino del siglo IV d.C., restos del foro y del enorme criptopórtico que se construyó para nivelar el terreno, del siglo I a.C. y una enorme necrópolis que se situaba a la salida de la ciudad en la vía Aureliana.


Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.