Arqueoturismo en Stonehenge

Enero 2.010

Stonehenge

La zona ha sido utilizada como zona de inhumación desde tiempos muy antiguos como atestiguan numerosos longs barrows (túmulos largos), enterramientos colectivos que jalonan el paisaje que datan de entre el quinto y cuarto milenio antes de Cristo.

Es importante entender desde un primer momento que este celebérrimo cromlech no es un objeto aislado en el paisaje, no es una construcción única de aquellos que dedicieron ponerla en pie. No es más, curiosamente, que un elemento que formaba de un enorme complejo ceeremonial formado por lugares habitados de manera temporal, avenidas ceremoniales, necrópolis e incluso alguna otra estructura también con forma de cromlech.

A tres kilómetros de Stonehenge se ha encontrado otra estructura circular de la que sólo se han hallado los basamentos ya que ese cromlech estaba realizado con madera, se le conoce con el nombre de Woodhenge. En las cercanías se han encontrado los restos de un poblamiento con varios centenares de casas que, por los restos encontrados, nos dan a entender que no constituían una población permanente, sino que sólo se ocupaban en ciertos períodos del año. Después de muchas busquedas también se ha encontrado una necrópolis, aunque por el número de cadáveres encontrados (unos 300) y el uso prolongado del extenso complejo ceremonial se cree que las personas enterradas eran, de algún modo, personas influyentes en el conjunto humano.

Finalmente llegamos al enorme círculo de piedra, Stonehenge. Se trata del cromlech más famoso de los conocidos. Inicialmente en el lugar se construyó un foso con sus terraplenes asociados por el material extraido que tiene unos 100 metros de diámetro. Fue construido con cuernos y huesos de animal cuyos restos se han encontrado y que han permitido datar este foso entre el 3.000 y el 2.920 antes de nuestra era.

Posteriormente, mediado el tercer milenio se construyó el cromlech que podemos apreciar. Está formado por varios círculos y/o herraduras de piedras. El círculo exterior formado por ortostatos verticales, algunos de ellos todavía unidos por otros haciendo de dintel, están construidos en roca arenisca tipo sarsen extraida de unas canteras situadas a unos 30 km del yacimiento. Interior a este círculo exterior se encuentra otro de orotostatos más pequeños conocidos como piedras azules, bluestone. Estas piedras azules fueron extraidas de unas canteras situadas a unos 240km del cromlech. Aunque son más pequeñas algunas de ellas llegan a pesar alrededor de 5 toneladas. Llegó a haber unas 60 dentro de Stonehenge.

Interior al círculo de piedras azules se encuentra una herradura formada de nuevo por piedras sarsen y nuevamente dentro de esta herradura hubo otra formada por 19 bluestones. Dento de esta herradura interior yace una piedra sarsen en el suelo conocida como piedra del altar.

Exterior al cromlech pero dentro del foso primigenio se encontraban cuatro rocas conocidas con el nombre de rocas de estación. De estas rocas aún quedan dos y se conoce el emplazamiento de las otras dos. Las cuatro forman un rectángulo perfecto cuyo centro coincide con el centro del cromlech. No estamos muy seguros de cual era su función.

Exterior al foso inicial y en la vía ceremonial de tres kilómetros que une Stonehenge con el río Avón, se encuentra una roca conocida como roca de talón y es una roca alineada con el eje de Stonehenge que marca, como suele ser habitual en este tipo de monumentos, el momento e la salida del sol en el solsticio de verano y, en invierno, en el día del equinocció el otro lado del eje marca la puesta del sol.

Son numerosas las interpretaciones que permiten explicar muchas de las características de los cromlech, lo que está claro especialemte en este de Stonehenge, es que todo el territorio formaba un lugar ceremonial para los pueblos que habitaba la zona y que nos han dejado uno de esos lugares que hay que visitar.

Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.