Arqueoturismo en Trigueros

Julio 2.015

Dolmen de Soto.

El dolmen se encontró a comienzos del siglo XX. Cuando lo excavaron encontraron que el enterramiento fue diseñado para albergar los cadáveres de ocho personas en posición sedente dispuestos en siete lugares diferentes en la cámara sepulcral, probablemente cada uno de ellos al pie de un ortostato que aún conserva símbolos que quizá sirvieron para destacar una característca de dichos personajes seguramente relevantes para su comunidad.

Es un dolmen que, después de los trabajos de restauración y de conservación se conserva intacto. Se aprecia perfectamente el túmulo que lo cubría que tiene hasta 60m. de diámetro. El dolmen es de corredor, y dicho corredor de acceso tiene unos 21m. de largo. El corredor da a la cámara sepulcral en la que se encontraron los cadáveres y su ajuar. Estos hallazgos permitieron datar el dolmen hacia el tercer milenio antes de Cristo. Algunos de los ortostatos que forman el dolmen son menhires reutilizados de la zona.

Se trata del dolmen más impresionante que he podido visitar hasta el momento en la Península Ibérica. Y uno de los motivos que le encumbran a lo más alto es que muchos de los ortostatos que lo forman conservan restos de grabados y algunos de ellos incluso, restos de policromía. El dolmen es espectacular y su visita es imprescindible.

Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.