Arqueoturismo en Sevilla

Febrero 2.018

Restos de la ciudad romana de Hispalis y de la ciudad árabe de Isbiliya.

Los restos arqueológicos hallados en la ciudad datan en el siglo IX a.C. las señales más antiguas de ocupación de la actual Sevilla. Posteriormente en la zona aparecieron influencias fenicias, turdetanas, tartésicas y finalmente púnicas. El desembarco de las legiones romanas en el siglo III a.C. para contrarrestar el avance cartaginés hacia Roma provocó, al finalizar la primera de las invasiones latinas en la península, la fundación en época de Julio César en el siglo I a.C. de la Colonia Iulia Romula Hispalis. Rápidamente la colonia alcanzó cierta importancia por su desarrollo industrial compitiendo con la cercana Itálica. La ciudad alcanzó cierta importancia durante el alto imperio romano debido, entre otros factores, a la navegabilidad del río de la ciudad.

La ciudad pasó a manos visigodas en el siglo V d.C. y en el siglo VIII a.C. pasó a manos árabes. En esta época, en la que la ciudad alcanzó una gran importancia fue conocida con el nombre de Isbiliya e incluso llegó a ser capital de uno de los reinos de taifas en los que se descompuso el dominio árabe hasta que cayó en manos cristianas en el siglo XIII bajo el mandato del rey Fernando III de Castilla.

De época romana han llegado visibles a nosotros los restos de una acueducto construido en ladrillo que fue utlizado hasta comienzos del siglo X; tres de las columnas de granito egipcio de, aproximandamente 9m. de altura, de un templo romano situadas en la calle Mármoles y los restos encontrados bajo la plaza de la Encarnación y que han sido puestos en valor. Estos restos comprenden un período que va desde el siglo I d.C. hasta el siglo VI d.C. entre los que se pueden observar los restos de numerosas villas romanas, una factoria de salazón y un hospitium. En la misma zona se encuentran los restos de una casa árabe de período almohade de los siglos XII y XIII d.C.

De época árabe cabe destacar la Torre del Oro, una torre albarrana del sistema defensivo de Sevilla construida en el siglo XIII durante la época almohade. Tambien quiero hablar de la Giralda, la que fue en origen el alminar de la antigua mezquita que ocupaba el solar que ocupa hoy en día la actual catedral. También data de épcoa almohade, en este caso, de finales del siglo XII.

Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.