Arqueoturismo en Cangas de Onís

Agosto 1.991 / Noviembre 1.998

Puente medieval sobre cimientos romanos, dolmen en la capilla de Santa Cruz, pinturas rupestres en cueva.

La Cueva del Buxú está saliendo de la localidad dirección a Cabrales por la AS 114. El desvío se encuentra indicado y también la casa del guía. Tiene limitado el acceso a 25 personas por día.

El puente medieval constituye el sello de identidad de esta localidad, considerada tradicionalmente como el punto de partida de la Reconquista.

La Cueva del Buxú, es una tortuosa oquedad de la que quedan aún varios túneles sin explorar y, en la que aún se llevan a cabo investigaciones arqueológicas llevadas a cabo por varias instituciones.

Son de destacar la presencia de varios grabados que datan aproximadamente de unos quince mil años, algunos de ellos naturalistas como caballos y otros, abstractos y tectiformes, cuyo significado no alcanzamos a comprender.

La llegada a la misma desde el lugar donde se deja el coche necesita de un agradable paseo de alrededor de veinte minutos.

El dolmen se encuentra en la Capilla de Santa Cruz, más bien en su subsuelo, y se encuentra datado en el 3.000 a.C. El interior de la cámara sepulcral está decorado con pinturas.