Arqueoturismo en El Mazo

Agosto 2.003

Pinturas y grabados rupestres en la Cueva de la Loja.

Es una gruta no muy profunda ya que tiene poco más de 100m. de longitud. En la zona vestibular de la cueva, la más amplia aunque no demasiado, se han encontrado restos de ocupación en forma de restos mobiliares. Aún se siguen haciendo excavaciones.

El interior de la cueva conserva restos de grabados datados en el Magdaleniense y algunos restos de pinturas. Como es habitual no se enseña la totalidad del arte parietal encontrado. La persona encargada de la conservación de la cueva, comenta que se siguen encontrando sobre todo grabados. En las últimas fechas se han hallado 18 grabados y pinturas, uno de ellos a pocos metros de la entrada.

A 50 metros de la entrada de la cueva se encuentra la joya de la cueva de la Loja. A unos cuatro metros de altura se encuentra el panel principal en excelente estado de conservación y realizado de una forma muy original. Sobre una parte irregular de la pared el artista extendió una pátina realizada con óxido de manganeso y grasas animales. Sobre la pátina grabó seis figuras de animales cuya interpretación ha ido variando a lo largo de los años. Actualmente se cree que representan la silueta de un caballo y cinco uros.

Hay que destacar la altura importante a la que se encuentra la representación, lo que nos lleva a pensar que se hizo necesaria la construcción de algún tipo de andamiaje.

Se ha podido demostrar que todo el panel fue realizado por el mismo autor y que las incisiones no alcanzaron la roca. La impresión visual que se obtiene es la de las figuras silueteadas en el color claro de la roca sobre el fondo oscuro de la pátina. El efecto es realmente espectacular y la técnica que se ha utilizado para realizar el panel recibe el nombre de camafeo. Actualmente sólo se tiene noticia de otro camfeo realizado en una gruta francesa.

La visita a la cueva es breve por motivos de conservación. Sin embargo, la visita al aula arqueológica es más prolongada gracias a la excelente atención de las personas que están a cargo del yacimiento. Las explicaciones dadas sobre antropología, la muestra de restos fósiles animales y humanos y de algunos útiles creados por hombres antiguos añaden, sin duda ninguna, gran interés a la visita de la cueva.

El número de visitantes diarios es muy reducido y es conveniente concertar la cita directamente con el guía en el teléfono 676.128.176