Arqueoturismo en Tárriba

Agosto 1.999

Grabados y pinturas rupestres en la cueva de Hornos de la Peña.

En la cueva de Hornos de la Peña se encuentran exiguos restos de pinturas, aunque lo más destacable son sus grabados, realizados con instrumentos o directamente con los dedos.

Es una de las pocas cuevas que en la parte utilizada por el grupo humano como estancia tiene ya algunos grabados, aunque empiezan a perderse debajo del musgo que va cubriendo la roca.

La visita a su interior constituye un libro en el que se puede apreciar la evolución del estilo en la ejecución de los grabados, ya que se conservan de las épocas Auriñaciense, Solutrense y Magdaleniense.

Los grabados suelen ser de tipo naturalista con la representación de diversos animales como bisontes, caballos, uros... También hay signos y destaca sobre todo, por lo inhabitual en las pinturas y grabados de la cornisa cantábrica, la representación en un grabado de una figura de rasgos humanoides.

En el momento de la visita, sólo se puede acceder a la cueva los Jueves previa reserva en el teléfono 942-59.84.25 que es el de las cuevas de Puente Viesgo. La visita está limitada a 25 personas a la semana en grupos de 4 o 5 como máximo. Tengo que señalar que, a pesar de las incomodidades que esto pueda producir a grupos más numerosos, los guías tienen el buen saber hacer de respetar estas normas. Es fundamental guardar un equilibrio adecuado entre la conservación de la cueva y la visita de personas para que podamos apreciar su riqueza.