Arqueoturismo en Ayna

Mayo 2.003

Pinturas rupestres en cueva.

La cueva se encuentra cerrada siendo necesario contactar con el guía en la oficina de Turismo de Ayna.

La Cueva del Niño, como se la conoce en la localidad, presenta en su exterior exiguos restos de pinturas que se pueden datar dentro del estilo levantino. Su pobre estado de conservación no permite que nos hagamos una idea clara del significado de las mismas.

Sin embargo, lo realmente interesante nos espera en su bello interior. Es una cueva que no es ni demasiado profunda ni demasiado extensa, aunque posee cierto interés geológico debido a la presencia de numerosas estalactitas, estalagmitas y columnas. En su interior se encuentran dos paneles en los que aparecen representados las figuras de cérvidos, cápridos y algunos símbolos abstractos.

En la parte más profunda se encuentra uno de los paneles de pinturas que tiene la cueva y que data del Paleolítico Superior. Se puede distinguir la silueta de un animal y un largo trazo serpentiforme prácticamente cubierto por la concrección calcárea.

Más hacia la salida de la cueva se encuentra un hermosísimo panel que conserva el dibujo de al menos siete animales realizado con trazos de color ocre. Algunos de ellos son de gran tamaño, sobre todo un cérvido de enorme cornamenta que domina todo el panel. Uno de ellos también se encuentra casi oculto por la secrección calcárea de la roca.

El panel es impresionante por el excelente estado de conservación de las figuras. Se han realizado algunas excavaciones dentro de la cueva con el objeto de hallar arte mobiliar encontrándose una vasija con decoración geométrica datada en el Neolítico.

Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.