Arqueoturismo en Valdepeñas

Octubre 2.017

Asentamiento ibero del Cerro de las Cabezas.

Aprovechando la ladera del cerro, el lugar ha conocido población humana entre los siglos VI al II a.C. Se trata de un oppidum que aprovecha su posición fácilmente defendible teniendo en cuenta la llanura que le rodea, aunque para ello tuvieron que adaptarse al terreno aterrazando y creando muros de contención. Su emplazamiento además favorecía el control de las rutas comerciales que por allí pasaban.

El asentamiento tuvo importancia en época ibera con la llegada de los oretanos. Está rodeado de una muralla de la que se conservan muchos vestigios y que alcanzó una longitud de 1.600m. El interior amurallado sufrió reordenaciones y ampliaciones a lo largo del período de ocupación. En cierto momento se intenta articular el asentamiento con una red ortogonal de calles que provoca la aparición de manzanas de casas así como la construcción de edificios y zonas dedicadas a tareas específicas como metalurgia, almacenes, zonas de culto etc.

Entre los restos que podemos apreciar cabe destacar una almacén de importantes dimensiones adosado a la muralla sur, la casa de las pizarras y el santuario de los betilos entre otros. En el lado norte de la muralla podemos apreciar un acceso al oppidum con forma de embudo para favorecer la defensa en caso de asalto.

El yacimiento se encuentra pegado a la A-4 al sur de Valdepeñas y, aunque está señalizado, eso hace que sea muy fácil de ser ignorado por los conductores. Su visita merece la pena.

Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.