Arqueoturismo en Astorga

Febrero 1.996 y Septiembre 2.009

Ciudad romana de Astúrica Augusta.

La presencia de los romanos en la península obedeció a dos intereses, primero para cortar las líneas de abastecimiento de los ejércitos de Aníbal y, segundo y sobre todo, por las enormes riquezas explotables de Hispania tanto agrícolas como ganaderas y en la zona de Astorga minerales, con la proximidad de yacimientos auríferos perfectamente representados por ejemplo por la explotación de Las Médulas.

Una vez finalizadas las guerras cántabras en época de Augusto entre 29 y 19 a.C., surgió la necesidad de construir un asentamiento permanente de la Legio X Gemina, con el objetivo de mantener apaciguadas a los beligerantes pueblos sometidos y de asegurar la continuada extracción y llegada a la península Itálica del oro extraído de las Médulas y otras explotaciones situadas en la Maragatería y en los Ancares.

A comienzos del siglo I d.C. el asentamiento se transforma en núcleo civil dando lugar a la ciudad de Asturica Augusta. La localidad crece con rapidez además de por los motivos anteriores, por su excelente comunicación debido entre otros factores por la calzada romana que unía Astúrica Augusta, con Emerita Augusta e Hispalis.

En época de Diocleciano, entre los siglos II y III d.C. la explotación de Las Médulas pierde importancia lo que provoca el inicio de la decadencia de Asturica Augusta.

En verano hay organizado un itinerario romano por la Oficina de Turismo que realiza la visita de los restos romanos de la ciudad. Algunos de ellos no se pueden visitar de otra forma. Para hacerlo es necesario realizar la reserva con un día de antelación y realmente merece la pena.

Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.