Arqueoturismo en Segovia

Varias visitas

Acueducto romano.

Originariamente el lugar estuvo poblado por una población de origen celta que fue destruida en sus luchas contra los romanos en el año 80 a. de C. Posteriormente la ciudad, debido a su posición estratégica, fue reconstruida por los romanos.

Una muestra importante del ingenio romano la constituye el acueducto, construido con bloques de piedra sin argamasa ni mortero, hacia el siglo I, en época de los Flavios. Tiene 728m. de longitud, 116 arcos y una altura máxima en la plaza del Azoguejo de 29m.

En el acueducto había dos hornacinas con dioses paganos, posteriormente ocupados con una imagen de la Virgen y de San Sebastián. Bajo ellas existió una inscripción de época imperial con letras de bronce, hoy desaparecidas.

En época árabe la ciudad conoció un período de prosperidad debido a sus actividades textiles. En el año 740 se realizó una primera reconquista por Alfonso I de León. Después pasaría sucesivamente a manos árabes y cristianas hasta que en el año 1.079 fue tomada definitivamente por el rey Alfonso VI de Castilla y repoblada en 1.088 por el conde Raimundo de Borgoña.

Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.