Arqueoturismo en Arrabalde

Octubre 2006

Dolmen de El Casetón de los Moros y Castro de las Labradas.

Un nuevo dolmen del valle de vidriales como el de Morales del Rey y el de Granucillo de Vidriales datado entre finales del IV milenio e inicios del III milenio a.C.

Antes de la restauración el dolmen aún mantenía cinco grandes lajas de piedra de la cámara sepulcral en pie en su emplazamiento original. En las tareas de excavación se encontró una nueva laja así como el lugar que ocupaban otros ortostatos ya desaparecidos. También se halló el corredor de acceso gracias a un ortostato que aún ocupaba su lugar original y algunas huellas de otros ya desaparecidos.

La restauración ha consistido en afianzar los ortostatos originales y añadir otros para hacernos una idea de la estructura de este dolmen de corredor.

En el mismo término municipal se encuentra el mayor castro astur de la provincia, recibe el nombre de Castro de las Labradas. Habitado desde la Edad del Hierro y posteriormente durante la romanización del territorio, el castro ocupa un lugar estratégicamente defendible y además se encuentra protegido por una doble muralla. Es posible que éste fuera uno de los últimos bastiones defensivos ante el empuje de las legiones romanas.

En las afueras del castro se aprecia una depresión en el terreno de la misma época que servía para acumular las aguas de escorrentía. Probablemente el lugar se utilizó como abrevadero para el ganado.



Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.