Arqueoturismo en Cáceres

Varias visitas

Restos romanos y árabes.

La comarca ha estado poblada desde la Prehistoria. El origen de la ciudad de Cáceres se data en el siglo I a.C. cuando se fundó la colonia romana Norbensis Caesarina. Rápidamente la colonia alcanzó importancia en gran parte debido a su situación en la Vía de la Plata que comunicaba Augusta Emerita (Mérida) con Asturica Augusta (Astorga) favoreciendo la circulación del oro y de otros metales extraídos en los yacimientos del noroeste peninsular.

De esta época quedan muy pocos restos destacando la única puerta romana de la muralla que se encuentra en el flanco oriental de la misma. Hoy en día se la conoce con el nombre de Arco del Cristo o Puerta del Río. Aledaña a ella se pueden apreciar los restos de la base de una de las torres que la flanqueaban. Tengo noticias de que recientemente se han puesto en valor algunos restos romanos situados en el Palacio de Mayoralgo, entre ellos parte del foro de la ciudad.

La ciudad romana fue conquistada en el siglo V. Siguió una época de poca relevancia para la ciudad hasta que llegaron los árabes que en el siglo XII refundaron la ciudad. Nuevamente de esta época también quedan pocos restos. Hay que destacar lo que se conoce como aljibe árabe en el palacio de las Veletas. Sin embargo algunos estudios realizado recientemente dan a entender que el uso original de esta dependencia no era éste sino que se trataba del lugar de oración de una mezquita que, posteriormente, debido a las necesidades de fortificación de la ciudad para detener el avance cristiano cambió de uso para convertirse en aljibe.



Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.