Arqueoturismo en San Millán de la Cogolla

Agosto 1.995

Monasterio del siglo VI.

Originariamente el lugar que ocupa el Monasterio de Suso y sus alrededores fueron ocupados por monjes eremitas.

En el siglo VI se inicia la construcción con arcos de herradura del primitivo cenobio. Con el transcurrir de los siglos la construcción se fue ampliando con estilos arquitectónico mozárabes y prerrománicos.

En el siglo X el monasterio se convirtió en centro espiritual de castellanos, navarros y vascos como consecuencia de las victorias de las tropas cristianas sobre las musulmanas. En el año 935, el conde Fernán González declara a San Millán patrón de Castilla.

En este monasterio se dieron las primeras manifestaciones del castellano en una glosa emilianense.

Posteriormente el monasterio fue parcialmente destruido por Almanzor y reconstruido por mozárabes sobre los antiguos restos.

En el claustro de entrada se encuentran las tumbas de los Siete Infantes de Lara traicionados por sus tíos debido a rencores y malos entendidos entre las dos familias.

Bajando la colina nos encontramos con el monasterio de Yuso.