Arqueoturismo en L'Alcudia de Elche

Julio 1.999 y Enero 2.018

Yacimiento del que se conservan restos de asentamientos de épocas ibérica y romana.

El lugar que ocupa el yacimiento ha conocido un prolongado período de ocupación desde el la Edad del Bronce hasta el comienzo de la ocupación árabe.

El yacimiento está formado por sucesivos estratos de ocupación que comprenden unos 2.500 años que dan al lugar una pequeña altura que domina la llanura circundante, de ahí el nombre que dieron los árabes al emplazamiento, Al-Kudia. Tiene una extensión de una 10 hectáreas.

Los estratos de época ibera han confirmado que el origen de estos pueblos en la Península es autóctono, y no venidos de otros lugares, como consecuencia de la absorción de las corrientes culturales exteriores a través del Mediterráneo. Los materiales de esta época dan al yacimiento una importancia sobresaliente para el conocimiento de estos pueblos. En la Edad del Hierro este asentamiento debió ser el más importante de esta zona de la península. De esta época han llegado a nosotros los restos de algunas viviendas y de un templo reconstruido que se encuentra debajo de una iglesia paleocristiana. Es espectacular la cantidad y la calidad de los objetos hallados de época ibera en este lugar y que se pueden apreciar en el museo que se encuentra en el interior del asentamiento. En este lugar se encontró la famosa Dama de Elche.

Posteriormente la población conoció la dominación romana con el nombre de Colonia Iulia Illici Augusta. De esta época se conservan en muy buen estado algunas villas, cisternas, el foro, el alcantarillado y dos edificios termales. Como suele ser habitual la ciudad conoció un período de esplendor durante el alto imperio. Es en época visigoda y tras pasar a dominio bizantino cuando el asentamiento conoce su declive.

En el lugar se conserva también, como comenté anteriormente, una basílica paleocristiana.

Pulsa cualquier imagen para acceder a la galería fotográfica.