Arqueoturismo en Chichén Itzá

Julio 2.012

Ciudad Maya de Chichén Itzá o "En la orilla del pozo de los brujos de agua"

Al este de Mérida, capital del estado mexicano de Yucatán.

El lugar que ocupa la ciudad fue ocupado desde antiguo probablemente desde el siglo VI a.C. aunque de esta época sólo nos han llegado algunos restos cerámicos. Hacia el siglo IV d.C. comienza un primer período de florecimiento que llamamos Período Teocrático, en el que los sacerdotes relacionados con el dios de la lluvia, Chaac, iniciaron la construcción de algunas edificaciones en las proximidades del cenote de Xtoloc. Es probable que en estos momentos la ciudad fuese conocida con el nombre de Uuc-yab-nal (Los siete Abnal o las siete mazorcas.)

Hacia el 900 d.C. un grupo maya conocido como los itzaes provenientes de la región de Zuyua, conquistaron la ciudad e iniciaron lo que conocemos como Período Militarista, que duró hasta el siglo XII d.C. Con ellos la ciudad conoció una nueva época de esplendor en la que guerreros, sacerdotes y comerciantes constituyeron la clase dirigente de Chichén Itzá. Introdujeron el culto al dios Kukulcán, representado entre otras formas como una serpiente emplumada.

Mientras tanto otros grupos mayas se fueron asentando también en la península de Yucatán. El equilibrio entre las diferentes ciudades se rompió en 1.185, cuando la ciudad de Chichén Itzá fue conquistada por los cocomes de Mayapán, lo que supuso una acentuación de las características militaristas, siendo de esta época la elaboración de muchas representaciones de águilas y jaguares devorando corazones humanos, que no eran más que un reflejo de los sacrificios humanos que realizaban.

El siglo XV marcó el ocaso de Mayapán, y eso probablemente fue el inicio del fin de Chichén Itzá que quedaría despoblada hasta su redescubrimiento en el siglo XIX.

El yacimiento es enorme, y quedan muchas zonas donde se debe seguir excavando, no obstante su visita es impresionante. La zona central en la que se encuentra la pirámide de Kukulcán, el Juego de Pelota, el Tzompantli, las plataformas de danza, el Templo de los Guerreros y el de las Mil Columnas es verdaderamente monumental.

La pirámide de Kukulcán se encuentra edificada sobre otra de menores dimensiones que aún se conserva en su integridad. De la pirámide de Kukulcán cabe destacar el fenómeno conocido con el nombre de "El Descenso Simbólico de Kukulcán", que ocurre durante los equinoccios y en el cual la sombra que la pirámide proyecta a las tres de la tarde sobre la escalinata norte forma una serpiente que parece que desciende de la pirámide. En el Juego de Pelota de una forma ritual se representaba el combate entre el día y la noche. Los contendientes utilizaban una pelota de caucho que tenían que hacer pasar por el aro golpeándola con la cadera, las rodillas o los codos. Normalmente el Juego acababa con el sacrificio de alguno de los contendientes. El Juego de Pelota tiene tres templos, el del Sur, el del Norte y el de los Jaguares. El Tzompantli es una plataforma en la que se exponían las cabezas ensartadas en estacas de las personas sacrificadas o de los enemigos derrotados. Hay dos plataformas, una dedicada al planeta Venus y otra dedicada a las Águilas y los Jaguares, en esta última las águilas y los jaguares representan a los querreros que capturaban víctimas para el dios Kukulcán que aparece representado en su forma de Tlalchitonatiuh o "Sol de Tierra", como un guerrero recostado con anteojeras y una lanza en la mano. El Templo los Guerreros es una de las estructuras más espectaculares de Chichén.

Desde este primer recinto se puede seguir uno de los sacbés o calzadas que llevan a otra zona del recinto arqueológico, quizá no con edificios no tan imponentes pero sí igualmente interesantes y con mucho encanto cada uno de ellos. Me estoy refiriendo a la Tumba del Gran Sacerdote, el Chichanchob, el Observatorio y todo el recinto relacionado con la Casa de las Monjas.

La Tumba del Gran Sacerdote es una pirámide que se encuentra sobre una cueva en la que se han encontrado los restos de varias tumbas. De este edificio se conserva una columna llamada El Osario resto que se conserva del templo que se encontraba en lo alto de la pirámide. El Chichanchob es un edificio de la época teocrática. El Observatorio es uno de los edificios más atractivos de todo el yacimiento, recibe su nombre porque se utilizaba para realizar observaciones astronómicas. Finalmente, la Casa de las Monjas recibe este nombre porque sus templos superiores contenían muchos cuartos pequeños que recordaban a las celdas de las monjas. El imponente y sólido edificio aparece parcialmente destrozado porque uno de sus exploradores decidió abrirse paso con explosivos. Aledaños a este edificio se encuentran un recoleto edificio conocido como "la Iglesia" con representaciones de Chaac y los cuatro bacabes o sostenedores del cielo.

Finalmente también cabe destacar el anexo del este de las casas de las monjas, el templo de los Tableros Esculpidos, el de las Grandes Mesas, el de Xtoloc cerca de uno de los cenotes del interior de la ciudad, la plaza de las mil columnas, el mercado, el cenote sagrado y otras edificaciones.