Arqueoturismo en Tulum

Julio 2.012

Ciudad Maya de Tulum, antigua ciudad de Zama o "Amanecer del sol"

Al norte de Chetumal, capital del estado mexicano de Quintana Roo.

Es una de las ciudades mayas costeras que avistaron los conquistadores españoles al recorrer estas costas. El nombre de Tulum es relativamente moderno y significa "muralla" en relación a la muralla defensiva que rodea a la ciudad por tres de sus lados. El cuarto da al acantilado que se asoma al mar. Originalmente la ciudad recibía el nombre de Zama que significa "Amanecer del Sol".

El origen de la ciudad por el tipo de construcciones se data en la época posclásica, es decir, cuando ya la cultura maya comenzó su decadencia. De ahí el tipo de estructuras religiosas y civiles quizá no tan imponentes como en otros yacimientos. No obstante la visita al yacimiento es además de interesante realmente encantadora por la ordenación de la ciudad y su emplazamiento, literalmente sobre el mar.

Uno de los elementos distintivos de la ciudad es su recinto amurallado nada frecuente en las ciudades mayas. La muralla disponía de cinco accesos, una altura de entre uno y cuatro metros y un espesor que llegaba hasta cuatro metros y medio. En cada una de las esquinas de la muralla se sitúa una torre-templo con su altar.

La estructura más imponente era el recinto sagrado conocido como "El Castillo". En el centro se encuentra el llamado Templo Superior que se encuentra al final de una escalinata. El templo y la escalinata descansan sobre un gran zócalo que era el templo original. A ambos lados del Templo Superior se encuentran los templos de "La Serie Inicial" a su derecha y el "Del Dios Descendente" a su izquierda, por la representación de este dios sobre el dintel de la puerta de entrada.

Otra estructura muy importante es el "Templo de los Frescos". Originalmente este edificio era de un solo piso, aunque posteriormente se le añadió el piso superior. El nombre de este templo se debe a que estaba enteramente cubierto por pinturas brillantes, como también ocurría en muchos de los edificios de Tulum. Muchas de estas pinturas aún se conservaban en el siglo XIX cuando se redescubrió la ciudad. Actualmente la mayor parte ellas o bien se han perdido, o bien se encuentran en muy mal estado. Cabe destacar en este templo la representación en dos de sus esquinas de sendas máscaras de Chaac, dios de la lluvia.

Es inolvidable por su encantador emplazamiento el "Templo del Viento", además de algunas edificaciones como "la Casa del Chultún", llamada así porque parte de ella estaba configurada para la recolección del agua pluvial, "la Casa del Cenote" construída sobre uno de los cenotes que se encuentran en el interior de la ciudad y "la Casa del Halach Uinic" o del hombre verdadero, un término utilizado por los mayas para hablar de la grandiosidad de sus dirigentes.